Dos inseparables: El queso y el vino

Si hubiera un premio a la mejor pareja gastronómica, seguramente el queso y el vino serían fuertes candidatos, sin embargo, los maridajes varían enormemente debido a la diversidad que existe tanto de quesos como de vinos.